Daily Archives: December 7, 2015

Comprar unas gafas de realidad aumentada

Published by:

Ante los nuevos retos tecnológicos del siglo XXI se está imponiendo cada vez más el convencimiento de que el futuro digital se encuentra en la realidad aumentada y el 3D. Poco a poco está cobrando protagonismo los debates en torno a los usos que podrían acompañar a la comercialización de objetos cotidianos dotados de herramientas inmersivas como las gafas 3D.

Lejos de parecer futurista, ha llegado ya el momento en el que podemos disfrutar de experiencias inmersivas completas en realidades de más de tres dimensiones, aunque debemos dedicarle algo de tiempo a distinguir aquí lo que procede de la ciencia ficción o la literatura y lo que en realidad podemos esperar de unas gafas 3D.

En primer lugar, para que nuestras expectativas no fracasen debemos distinguir la realidad aumentada de la realidad virtual o 3D. Estamos muy influenciados por el cine y podemos tener la falsa idea de que experimentar con entornos altamente inmersivos es como visitar otras realidades paralelas, videojuegos en vivo o incluso un particular matrix. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con la realidad.

Se le llama realidad aumentada a enriquecer el mundo con pequeños fragmentos de experiencia digital en los que nunca perdemos la sensación de estar percibiendo la realidad ordinaria. Un ejemplo que ya se ha impuesto en el mercado son las aplicaciones para smartphones en las que enfocando el mundo a través de la cámara fotográfica del terminal, podemos ver criaturas u objetos digitales, e interactuar con ellos. Esta novedad en apariencia trivial está teniendo una gigantesca aceptación en el mundo de la cultura, pues está permitiendo diseñar guías interactivas para museos o exposiciones, paseos por ciudades históricas enriquecidos con videos o recreaciones digitales, y un sinfín más de experiencias donde el único límite es la imaginación del diseñador.

Por otra parte, la realidad virtual estándar es la recreación de escenas aparentemente completas por medio de tecnología informática. Para experimentar este tipo de realidad inmersiva hace falta que consigamos algún casco o visor 3D con el que poder visualizar en un entorno controlado las imágenes generadas informáticamente.

Actualmente podemos distinguir dos tipos de realidad virtual, la que nos presenta la escena en 360 grados, y aquella que sólo nos permite observar e interactuar con objetos determinados previamente por el programador. Actualmente existen en el mercado un montón de alternativas de cascos y gafas 3D que van desde lo más económico diseñado en cartón recortable, a las más caras en fibra de vidrio. Y lo mejor es que cualquiera que quiera vivir esta experiencia puede hacerlo a través de aplicaciones móviles, basta introducir en el buscador el término VR (Virtual reality) y elegir la aquella que más nos guste.