Baterías portátiles

En plena era de la información, pese al éxito que cosechan los smartphones, aún hay muchas personas que se resisten a dar el paso amparándose en algunos argumentos de peso como el hecho de la escasa autonomía de las baterías. Es cierto que el acceso a internet, la multitud de redes a las que nos conectamos y la potencia de las pantallas de los terminales, hacen que las baterías de los smartphones apenas duren un día. Sin embargo, hay algunos aparatos que pueden ayudarnos a solucionar estos problemas.

Hace unos años era habitual que todas las personas dispusiésemos de varias baterías compatibles con nuestro terminal, de manera que llevábamos una en uso y otra cargada de repuesto. En la actualidad y debido al propio diseño de los teléfonos que en algunos casos como en los modelos de Apple no es posible extraer la batería, o incluso por el elevado precio que poseen las de marcas originales, la opción de llevar encima varias baterías es cada vez menos frecuente.

La solución a este problema podemos encontrarla en las baterías portátiles. Estos dispositivos están teniendo un éxito increíble porque por un módico precio nos permiten llevar en el bolso carga suficiente para dos o tres ciclos de la batería de un smartphone, o una carga completa de una tablet.

 

batería portátil para dispositivos móviles

Las hay de muy diversas formas, colores y marcas, aunque el funcionamiento es siempre el mismo. Previamente a su uso, las cargaremos del mismo modo que cargamos un Smartphone por medio de un adaptador en un enchufe, y tras 12 o 20 horas, en función del modelo, podemos disfrutar de todos sus beneficios. Para cargar el teléfono únicamente deberemos enchufarlo a la batería mediante la misma conexión por la que cargamos éste desde un enchufe convencional. La velocidad de carga es exactamente la misma que mediante el modo convencional.

Buceando en la red se encuentran opiniones sobre estos dispositivos, todas ellas positivas. El único inconveniente que algunos usuarios señalan es que parecen notar que cada vez la batería de su teléfono les dura menos. Esto puede significar que el uso continuado de este sistema de carga repercute en la autonomía de la batería, viciándola, aunque no existe ninguna investigación que lo acredite, ni ningún documento de marcas fabricantes de smartphones que desaconseje el uso de estas baterías externas.

En definitiva, si viajas con frecuencia o si utilizas mucho tu terminal y sueles quedarte sin batería, esta sea quizá la mejor forma de estar siempre conectado.