Una fábrica de lechugas en Japón

Hace algunos días salió a la luz un informe que indicaba que la tecnología había logrado crear hasta el pasado año 2011 mayor cantidad de puestos de empleo de los que había eliminado, aunque a veces todo parece indicar que esta tendencia se revertirá con noticias como la siguiente.

Desde hace unos años, existen en Japón instalaciones dedicadas a la agricultura masiva basadas en lo último en tecnología agroalimentaria y el uso de iluminación LED, consiguiendo invernaderos que producen hasta diez mil lechugas por día. Pero esto no es nada: el futuro macroinvernadero de la compañía Spread Co. espera producir medio millón de lechugas al día en el año 2023 con una inversión de tan solo 16 millones de dólares. La fábrica comenzará a producir treinta mil lechugas diarias y espera incrementar su producción hasta esta increíble suma en menos de cinco años de vida.

Esta futura factoría no precisará apenas intervención por parte del hombre, ya que todas las tareas requeridas para el cultivo de estas lechugas están ya automatizadas, a excepción de la plantación de las semillas y la revisión de la germinación, para las que ya se busca un sistema alternativo al trabajo humano tradicional.

Una serie de robots se encargan de trasplantar la semilla germinada, cuidar, recolectar la lechuga y empaquetarla para dejarla lista para su comercialización a través de los circuitos habituales. Además de la evidente ventaja de ahorro de trabajo, estas fábricas de lechugas automatizadas serán mucho más rentables que las plantaciones tradicionales, suponiendo hasta un ahorro del 50%.

Este tipo de cultivos de interior están haciendo que compañías de electrónica como Philips o Panasonic, con intereses en el mercado de las bombillas LED, se interesen por el mercado agroalimentario, ya que supone un enorme ahorro de trabajo y permite ofrecer producciones a escala masiva muy rentables.

Os dejamos un vídeo donde muestran una planta de estas características, en este caso de la empresa Fujitsu.